¿Cuáles son los principales usos de la aleación de titanio?

El titanio es un importante metal estructural desarrollado en la década de 1950. Las aleaciones de titanio se utilizan ampliamente en diversos campos debido a su alta resistencia, buena resistencia a la corrosión y alta resistencia al calor. Muchos países del mundo han reconocido la importancia de los materiales de aleación de titanio, y los han investigado y desarrollado sucesivamente y han obtenido aplicaciones prácticas. De 1950 a 1960, principalmente el desarrollo de aleaciones de titanio de alta temperatura para motores de aviones y aleaciones de titanio estructural para fuselajes, la década de 1970 desarrolló una serie de aleaciones de titanio resistentes a la corrosión, desde la década de 1980, aleaciones de titanio resistentes a la corrosión y aleaciones de titanio de alta resistencia. se han desarrollado aún más. La aleación de titanio se utiliza principalmente para fabricar piezas de compresores de motores de aviones, seguidas de piezas estructurales para cohetes, misiles y aviones de alta velocidad.


La aleación de titanio tiene alta resistencia y baja densidad, buenas propiedades mecánicas, buena tenacidad y resistencia a la corrosión. Además, las aleaciones de titanio tienen un rendimiento de proceso deficiente, un corte y mecanizado difíciles y muy fáciles de absorber impurezas como hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y carbono en el procesamiento térmico. También hay malas propiedades antidesgaste y un proceso de producción complejo. La producción industrial de titanio se inició en 1948. La necesidad de desarrollar la industria de la aviación, la industria del titanio a una tasa de crecimiento anual promedio de alrededor del 8%. La producción anual de material de procesamiento de aleación de titanio en el mundo ha alcanzado más de 40.000 toneladas, y hay casi 30 tipos de grados de aleación de titanio. Las aleaciones de titanio más utilizadas son Ti-6Al-4V (TC4), Ti-5Al-2.5Sn (TA7) y titanio puro industrial (TA1, TA2 y TA3).


Las aleaciones de titanio se utilizan principalmente para fabricar piezas de compresores de motores de aviones, seguidas de piezas estructurales para cohetes, misiles y aviones de alta velocidad. A mediados de la década de 1960, el titanio y sus aleaciones se utilizaron en la industria general para fabricar electrodos para la industria de la electrólisis, condensadores para centrales eléctricas, calentadores para refinación de petróleo y desalinización de agua de mar y dispositivos de control de la contaminación ambiental. El titanio y sus aleaciones se han convertido en un material estructural resistente a la corrosión. También se utilizan para producir materiales de almacenamiento de hidrógeno y aleaciones con memoria de forma.